domingo, 21 de mayo de 2017

          
 LORCA, SIEMPRE LORCA. 


         Porque es un imprescindible, porque nos ayuda a crecer como seres humanos, como amantes y a forjar una personalidad firme teniendo en cuenta el pasado, propio y ajeno. Porque Lorca ayuda a descifrar las emociones y las reacciones. Porque entendió como nadie las pasiones reprimidas y las que no se quisieron o pudieron reprimir. Simplemente porque Lorca... es Lorca. 
Mayo de 2017, vuelvo a exigir que Lorca sea leído en 4º de la ESO y sé que mis alumnos, ahora que saben LEER, van a hacer un examen brillante. 




“No quiero sombras. Mis rayos
han de entrar en todas partes,
y haya en los troncos oscuros
un rumor de claridades,
para que esta noche tengan
mis mejillas dulce sangre,
y los juncos agrupados
en los anchos pies del aire
¿Quién se oculta? ¡Afuera digo!
¡No! ¡No podrán escaparse!
Yo haré lucir al caballo
una fiebre de diamante.”

La luna.  





No hay comentarios:

Publicar un comentario